horizontal arriba

jueves, 23 de marzo de 2017

Desplazados temporales de Madrid. ¿Cuál es la forma correcta?

¿Qué pasa cuando la consejería no tiene un criterio único? Que la información llega a los de abajo confusa (cuando llega) y puesto que los de abajo somos los que tenemos que transmitir esa información al paciente, le estamos dando al paciente una información confusa. Por no hablar de la inseguridad con la que informa un trabajador que no tiene claro lo que tiene que decir.

Os pongo en situación con un ejemplo: los desplazados temporales dentro de la Comunidad de Madrid.
Con los de otras comunidades no hay problema pues está claro que, sin empadronarse aquí, la única forma de tener un médico en Madrid es mediante un desplazamiento temporal.

Un desplazado dentro de la Comunidad de Madrid es una persona que, estando empadronado en cualquier municipio de la comunidad, va a estar viviendo un tiempo en un domicilio, también dentro de Madrid, que no es el suyo habitual y que pertenece a otro centro de salud. Pongamos un ejemplo: alguien de Mostoles que pasa los 3 meses de verano en la sierra de Madrid.

El programa de tarjeta sanitaria tiene la opción de asignar a esa persona un médico por esos tres meses en el centro de salud de la sierra. Hasta aquí genial.

Ahora viene lo bueno:

Hoy he estado en curso sobre ese programa de tarjeta sanitaria y, efectivamente, nos han dicho que en ese caso se hace un desplazamiento por esos 3 meses, de forma que cuando el desplazamiento caduque y la persona vuelva Móstoles, no tenga que acudir de nuevo a su centro de salud de Mostoles a hacer ningún trámite, sino que la ficha pasa automáticamente a estar como estaba. Es decir, con su médico y domicilio habituales (donde pasa todo el invierno)

Vale, pues resulta que nos han dicho que en otros cursos ofrecidos por otro departamento dicen que se proceda de otra forma. Esa otra gente, de ese otro departamento de la consejería, dice que los desplazados dentro de la comunidad de Madrid no existen, que lo que tenemos que hacer es cambiar al paciente de centro directamente, no como un desplazado temporal sino como un paciente habitual.

Esto supone que cuando el paciente termina sus vacaciones de verano en la sierra, debería volver a su centro de salud para volver a cambiarse de domicilio y volver a elegir el médico que tenía. Con esto, estás obligando a esa persona a darse un paseo más para hacer un trámite más. Recordemos que con el desplazamiento temporal, ese trámite se hace automáticamente al caducar los 3 meses que pusimos.

¿Como es posible que se dé una información distinta para un mismo caso dependiendo de quién sea el docente del curso?
Al parecer, tanto unos como otros, saben que se están dando las dos informaciones y que es un problema, pero como entre ellos no se ponen de acuerdo, cada cuál defiende lo suyo en sus cursos. ¿Y los que estamos cara al paciente, qué defendemos?. No se puede dar una información distinta dependiendo de el curso al que hayas asistido, ¿tan difícil es unificar criterios?

Si una compañera da una información a un usuario y después ese usuario acaba haciendo el trámite con otro compañero que lo trabaja de otra forma, ¿qué imagen estamos dando?. Normal que los pacientes se enfaden.

Y esto solo es un ejemplo, hay más. Pero hoy al escuchar tan claramente como el profesor decía que en otros cursos se dice lo contrario a lo que nos dice él, me he indignado tanto que tenía que escribir este post.







jueves, 2 de marzo de 2017

Mi Carpeta de Salud




Fuente: madrid.org

La Consejería de Sanidad ha desarrollado Mi Carpeta de Salud para la Comunidad de Madrid, con 
la finalidad de que los pacientes puedan consultar sus datos sanitarios personales.
Se trata de una aplicación de tecnología web, accesible desde Internet, que proporciona a los pacientes información 
sanitaria proveniente de los Sistemas de Información de Tarjeta Sanitaria,  AP-Madrid, 
Receta Electrónica, Multicita (sistema de citación)  y Sistemas de Historia Clínica de los hospitales 
de la Consejería.
La mayor parte de la información de Mi Carpeta de Salud utiliza el visor de Historia Clínica de la 
Comunidad de Madrid  (Horus), desde donde se accede de forma centralizada y controlada a los 
datos contenidos en los principales Sistemas de Información Sanitaria de Atención Primaria y Atención Hospitalaria (informes).  Por otra parte, a través de Multicita, se obtiene la información 
relacionada con la citación en el ámbito de Atención Hospitalaria.
Para poder acceder a Mi Carpeta de Salud, el paciente deberá disponer de un certificado digital
 reconocido por la Comunidad de Madrid o de DNI electrónico.
Mi Carpeta de Salud es un servicio online dinámico que va a ir incorporando paulatinamente más 
prestaciones e información clínica del paciente. A continuación se detallan los diferentes apartados 
que contiene: 
Mi información clínica, incluye:


Datos clínicos. Se presenta la información organizada en pestañas correspondiente a: 

·        Problemas de salud: Se muestran los episodios activos en Atención Primaria..

·         Informes de consultas y altas: Muestran los informes en formato pdf, la fecha, el tipo 
      de documento y el hospital donde se ha realizado. Se pueden consultar, guardar o imprimir.

En particular, los pacientes podrán tener acceso a los siguientes tipos de informes, siempre que hayan sido publicados en Horus  desde los propios centros.
o    De Atención Hospitalaria 
§  Informes de Alta Hospitalaria.
§  Informes de Seguimiento/Alta Consulta.
§  Informes  de alta de Urgencias en hospitales.
o    Del SUMMA 112
§  Informes de alta de Urgencias del SUMMA 112.
·         Informes de pruebas de laboratorio publicados en Horus en el caso de hospitales e información de AP-Madrid (2 últimos años) en el caso de Atención Primaria.        
·         Informes de pruebas de imagen publicados en Horus por los hospitales.
·      Visor de imágenes radiológicas que permite, entre otras funcionalidades, la descarga de pruebas de imagen radiológica con calidad diagnóstica (formato DICOM)
Cuidados de Enfermería. Se presenta la información:
  • Informes de cuidados de Enfermería en Atención Hospitalaria. Serán los informes de continuidad de cuidados al alta.
Medicación. Se muestran los tratamientos prescritos informáticamente que están vigentes en la historia clínica de Atención Primaria.
  • Sobre fondo blanco los activos y sobre fondo gris los no activos.
  • Incorpora tanto la prescripción tradicional informatizada, que es la que se  entrega en mano al paciente en los Centros de Atención Primaria, como la prescripción electrónica (Receta Electrónica).
  • Se incluye la medicación activa con indicación de la fecha de disponibilidad de la receta electrónica para su recogida en Farmacia. 
  • Se añade la pauta de tratamiento anticoagulante oral (TAO). 
  • En el campo ‘Indicaciones’ de la Hoja de medicación se incorporan los mensajes registrados en AP-Madrid.
  • Se añade acceso a la hoja de medicación personalizada del servicio de Medicamentos.  
  • Se incluye Historial farmacológico (últimos 2 años).
  • Permite la impresión de las hojas de medicación y la pauta TAO. 
 Alergias y reacciones. Muestra en una tabla las alergias así como lasreacciones adversas a medicamentos (RAM) registradas (tanto en texto libre como estandarizadas) en Atención Primaria. Permite la impresión de la tabla de alergias y reacciones.
Vacunas. Tabla que puede ser imprimida con las vacunas vigentes, incluyendo la fecha de administración, registradas en Atención Primaria.
  • No se muestran las vacunas negadas o eliminadas
  • Muestra el mismo descriptor que en la cartilla de vacunación.  
  • Incluye acceso a la consulta de vacunas o quimioprofilaxis recomendadas por país del servicio Unidad del Viajero del Hospital La Paz-Carlos III.  

Incapacidad laboral. Tabla con la fecha de inicio, final y motivo de las Incapacidades Temporales registradas en Atención Primaria. Se muestran tanto las activas como las inactivas.

Instrucciones previas. Consulta y descarga del documento de Instrucciones Previas registrado en el Registro Nacional de Instrucciones Previas. También se ofrece la posibilidad de poder gestionar una cita en el Registro de Instrucciones Previas de la Comunidad de Madrid.

Datos de mi salud

Recoge algunos parámetros de salud como:

  • Tensión arterial
  • Peso
  • Glucosa en sangre
  • Hemoglobina glicada
  • Colesterol total
  • Colesterol HDL 
  • Colesterol LDL  
  • Triglicéridos
  • Ácido úrico 
  • INR  

Al hacer clic en cada una de estas variables  se muestra una gráfica con la evolución en el tiempo de los valores registrados.

Se incorpora una calculadora de índice de masa corporal (IMC), la cual muestra el resultado del cálculo realizado y su representación gráfica con las franjas que  determinan la valoración estandarizada.


Mi calendario de citas


Muestra en un calendario los días en los que se tiene cita con el médico de Familia o profesional de Enfermería de Atención Primaria; las primeras citas en Atención Hospitalaria derivadas desde Atención Primaria; las citas de los programas preventivos de detección precoz de cáncer de mama y de vacunación internacional y la cita en el Registro de Instrucciones Previas. 

Una vez seleccionada la cita, se muestra su detalle (día y hora, especialidad, lugar) y, en función del tipo de cita, la opción de gestionarla (cambio o anulación de la cita) a través del servicio de cita correspondiente.

También se puede descargar e imprimir la relación de citas pendientes con el detalle de cada cita. Se ha añadido un código QR para que se pueda guardar en la agenda de un dispositivo móvil la información de cada cita, así como la ubicación de la misma para su localización a través de software como Google Maps, etc.

Además, desde la Carpeta de Salud se facilita el acceso al resto de servicios electrónicos ya disponibles sin necesidad de volver a introducir sus datos de identificación.

Mi Carpeta de Salud se ha adaptado para una mejor navegación y visualización desde dispositivos móviles.




jueves, 23 de febrero de 2017

El papeleo del bebé

Tener un hijo debería ser todo alegría. Sin embargo, los primeros días pueden ser un poco caóticos sobre todo para los primerizos.
A las noches sin dormir por una criatura que llora sin motivo aparente y el vértigo de los primeros días como padres, se suma el papeleo y burocracia necesaria para que esa personita exista para las instituciones y poder acceder a sus servicios: sanidad, educación, etc.
Desde mi experiencia como reciente tía de una niña y como administrativo de la sanidad os voy a intentar contar de manera sencilla los primeros pasos a dar para pedirle la tarjeta sanitaria. Además, todo lo que se pueda hacer vía internet lo aprovecharemos por ser más cómodo.

  • 1 - Inscripción en el Registro Civil:

Este año ya es obligatorio que pueda hacerse desde todos los hospitales, evitando a los padres tener que acudir al registro para ello. En cuanto nazca el bebé se debe pedir cita en Atención al Paciente del mismo hospital y os la darán antes de 72 horas (sin contar fines de semana).
En realidad, lo que se hace en el hospital no es el registro en sí, sino una solicitud que el personal del hospital enviará al Registro Civil para que el funcionario correspondiente lo haga, pero nosotros no tenemos que hacer nada más que dar los datos y firmar lo que nos den en Atención al Paciente. La hoja del registro nos la envían, bien por mail o bien por correo ordinario y tarda más o menos 1 semana. Como resguardo nos dan otro papelito provisional. El libro de familia ya no se lleva


  • 2. - Ficha provisional para las primeras citas médicas del bebé:
Puesto que la primera revisión del niño es entre los 5 y 7 días de edad y normalmente no ha dado tiempo a hacer todo el papeleo, se tiene que ir al centro de salud que corresponda por domicilio para que le hagan una ficha provisional y así citarle. Para ello hay que presentar en el centro de salud los datos administrativos del niño, que normalmente os dan en el hospital al alta.
Esta ficha provisional es válida por 6 meses. Pasado ese tiempo, la consejería le da de baja. Es recomendable hacerlo cuanto antes, eso sí.
La primera cita es con la enfermera entre los 5 y 7 días. A los 15 días le vuelve a ver la enfermera junto con el pediatra. Y la siguiente revisión del niño sano es a los 2 meses con enfermera y pediatra también.
Hasta los 14 años hay revisiones periódicas cuyo calendario se os dará en el centro de salud.


  •  3.- Inclusión como beneficiario de la Seguridad Social

Este trámite puede hacerse online o personalmente en el Instituto Nacional de la Seguridad Social

Hasta que el niño trabaje o tenga 26 años debe utilizar el número de afiliación del padre o la madre para utilizar el servicio de salud (Salvo en casos de extranjeros sin permiso de residencia).
Ésto puede realizarse online cómodamente desde casa a través de "Tu Seguridad Social". Una maravilla. Tengas certificado digital o no, ya que el nuevo servicio Cl@ve da acceso sin necesidad de instalar ningún certificado en el ordenador.
Si el que le va a dar el número de Seguridad Social al niño (el padre o la madre. Es recomendable ponerle con quien trabaje) tiene certificado electrónico, se accede desde donde te indico en la foto:

Si no tiene certificado electrónico hay que pedir primero la Cl@ve para poder acceder. Ojo, porque no es un registro cualquiera. Las formas de registro las puedes consultar aquí.
Una vez tengas lo necesario para entrar en Tu Seguridad Social, la web te pedirá nombre, apellidos, sexo y fecha de nacimiento del niño, y punto. Ya está. Ya lo has puesto como beneficiario tuyo. La Seguridad Social comprobará que efectivamente ese niño existe y está registrado como tuyo. Se descargará un pdf con los datos, que debes imprimir para llevarlo al centro de salud.
Para que esa comprobación sea inmediata no lo hagas nada más salir del hospital, pues hay que dar tiempo a que los datos lleguen del Registro Civil a la Seguridad Social.
Desde esta misma web también se puede solicitar la prestación de maternidad y paternidad. El programa te calcula automáticamente lo que cobrarás. Igualmente, hay que dar unos días de plazo para que la empresa envíe el certificado correspondiente a la Seguridad Social. Si no lo hace o hay algún problema, la web te pide que adjuntes el documento.

  • 4.- Petición de la Tarjeta Sanitaria:
Con el pdf impreso del punto anterior y el papel del registro civil, debes personarte en el centro de salud que te corresponda por domicilio para que esa ficha provisional que se hizo en su momento pase a ser definitiva y solicitar la tarjeta sanitaria.
Es importante saber que el alta solo se puede hacer en el centro que corresponda por domicilio. Un centro de salud no puede poner un domicilio de fuera de su zona. La libre elección se puede ejercer después.

  • 5.- Empadronamiento:
Y por último, tendrás que empadronar al bebé en el ayuntamiento de tu localidad. Imagino que habrá ayuntamientos en los que se pueda hacer por internet. En el mío no.


RESUMEN PASOS A SEGUIR 

1. Incripción registro civil. En hospital
2. Ficha provisional para primeras citas médicas. En centro de salud que corresponda por domicilio.
3. Inclusión como beneficiario de la Seguridad Social. Por internet o personalmente en el INSS
4. Petición de la tarjeta sanitaria. En centro de salud
5. Empadronamiento

* Si tenéis alguna duda acerca de trámites administrativos sanitarios, preguntadme. Intentaré resolverlos en la medida de lo posible.

jueves, 16 de febrero de 2017

Título profesional que regula las funciones de un administrativo sanitario.

Después de dejar claro que los administrativos sanitarios no estamos solo para dar citas y de que es necesario que se regulen nuestra funciones, en esta entrada voy a contaros la posible solución a esa falta de regulación.

Quizás hace 30 años, con la puesta en marcha de la cita previa y mientras se iba montando nuestro sistema nacional de salud tal y como lo tenemos ahora, podía entenderse que no se exigiera ninguna titulación, más allá del graduado escolar, para contratar a esas miles personas como auxiliares administrativos. Gracias a todas esas personas, mujeres en su mayoría, empezó a rodar todo. Tengo que reconocer que lo más difícil lo hicieron ellas.
Cuando la cita previa empezó no había ordenadores. Tenían que citar a mano en varios libros, los correspondientes a cada médico del centro. Me cuesta imaginar cómo harían cuando un paciente olvidaba su cita y llamaba para recordarla, por ejemplo. Me cuesta mucho imaginar el método de trabajo sin un ordenador a mano.


Y quizás lo más difícil no fue dar las citas a mano (dar, cambiar y anular con tipex). Quizás lo más difícil para estas personas que llevan de servicio casi 30 años fue pasar del libro al ordenador. El cambio del método de trabajo y el cambio de mentalidad siempre cuesta. No sólo al trabajador, sino también al usuario. A los comienzos que siempre son difíciles, sumemos además que siempre que empieza algo nuevo hay fallos técnicos que el paciente no tiene por qué entender.. Y sin embargo, se adaptaron y gracias a ellas siguió funcionando todo el sistema. Y siguen adaptándose y aprendiendo.

Muchas de estas personas que pusieron en marcha ésto se están empezando a jubilar. A otras muchas aún les quedan pocos años de servicio. Vaya desde aquí mi felicitación y reconocimiento a su labor.

Ahora todo ha cambiado mucho. Las nuevas tecnologías son nuestra principal herramienta de trabajo. Las TICs y la administración electrónica están cambiando los métodos de trabajo. Todo está en red, los usuarios están más y mejor informados, el nivel de exigencia aumenta al tiempo que los recursos económicos disminuyen. Se avecinan nuevos retos. La gestión sanitaria debe tener en cuenta criterios de calidad, económicos, sociales, de accesibilidad, etc, sin olvidar la humanización que requiere un servicio como el sanitario.

Es posible que haya llegado la hora de regular todas las funciones administrativas en base a un título profesional, que ya está inventado hace años y que se modificó en el 2014 para incluir algunas tareas que efectivamente se hacen y debían contemplarse.

En el portal TodoFP, dependiente del Ministerio de Educación, puedes encontrar toda la información sobre el título del que te hablo. Pongo aquí las funciones que, según el BOE, harían estos técnicos para que veas que todas las estamos haciendo ya contratados como administrativos:

En general, con este título podríamos:
"Trabajar en el sector sanitario, en organismos e instituciones del ámbito público y en empresas privadas, tanto en atención primaria como en especializada, así como en centros hospitalarios y de investigación. Realizan su trabajo bajo la supervisión del facultativo correspondiente o gerente administrativo en su caso."
Tengo que decir que yo tengo este título desde hace más de 10 años y si estoy trabajando en el sector sanitario no es gracias a él, ya que no me sirvió ni para conseguir puntos en el concurso-oposición a Auxiliar Administrativo del SERMAS. Así que no, en el ámbito público en Madrid de momento no sirve para trabajar en el sector sanitario.

Bien, copio el listado de funciones. Decidme si os suenan o no:

¿Qué voy a aprender y hacer?
* Realizar la gestión de ingresos, altas, asignación de camas y prestación de otros servicios sanitarios a pacientes/usuarios, asegurando el cumplimiento de los procesos y los niveles de calidad. – lo hacemos como administrativos 
* Reconocer la terminología clínica de los documentos sanitarios en relación con los procesos patológicos y su atención en los servicios sanitarios. – aunque no esté reconocido, lo hacemos en muchos casos. 
* Elaborar y tramitar documentos y comunicaciones propias de los servicios sanitarios a partir de las necesidades detectadas y en el ámbito de su responsabilidad, respetando los criterios deontológicos de la profesión.- lo hacemos los administrativos 
* Gestionar el archivo de historias clínicas y otra documentación, atendiendo a criterios, procesos y procedimientos establecidos.- lo hacemos los administrativos 
* Realizar procesos de codificación de diagnósticos y procedimientos relacionados con la clasificación internacional de enfermedades. – lo hacen algunos técnicos (según esté reconocida o no la categoría en esa institución), administrativos y otras categorías. 
* Explotar y validar bases de datos para el sistema de información clínico-asistencial, la calidad y la investigación, asegurando la aplicación de la normativa de protección de datos. – lo hacemos los administrativos 
* Gestionar documentación sanitaria aplicando la estructura, utilidades, validaciones y explotaciones del conjunto mínimo básico de datos (CMBD). – lo hacemos los administrativos.
* Atender y orientar a pacientes y familiares aplicando técnicas de comunicación para la mejora de calidad asistencial y satisfacción de los mismos. – lo hacemos los administrativos 
* Ejecutar tareas administrativas en la gestión de las áreas asistenciales y no asistenciales de los centros sanitarios. – lo hacemos los administrativos
tecnicosdocumentacionsanitaria.blogspot.com

Creo que está claro que bajo este título se recogen todas nuestras funciones (incluso falta alguna). ¿Sabéis que título es?. Pues un ciclo formativo de grado superior llamado Documentación y Administración Sanitaria. El anterior se llamaba Documentación Sanitaria, a secas, pero las funciones que se indican en el BOE son prácticamente iguales. Más abajo pongo una comparativa.

Los trabajadores ya contratados y que no tengan este título están perfectamente capacitados para realizar estas funciones, pues es lo que están haciendo, y quizás se les podría convalidar de alguna manera. La única formación que les faltaría sería la de Codificación, aunque me consta que algunos ya codifican. Y por supuesto, formación continua para todos.



Por otro lado, para los que tenemos la titulación anterior ya lo dice el RD en su disposición adicional tercera:

Disposición adicional tercera. Titulaciones equivalentes y vinculación con capacitaciones profesionales. 

  • 1. El título de Técnico Superior en Documentación Sanitaria, establecido por el Real Decreto 543/1995, de 7 de abril, tendrá los mismos efectos profesionales y académicos que el título de Técnico Superior en Documentación y Administración Sanitarias establecido en el presente real decreto.
Solo hace falta que nos contraten como tales.

Quiero pensar que la falta de oposiciones para auxiliares y administrativos (en Madrid llevamos más de 10 años sin ellas) tiene relación con la intención de hacer algo con esta titulación y empezar a contratar técnicos en un futuro no muy lejano. Es posible que sea una ilusa.

No digo que haya que eliminar la categoría de auxiliares administrativos porque siempre se necesitará gente para informar, guiar y acompañar a los pacientes; pero en lo que a gestión más específica se refiere habría que pensar en la figura del técnico superior en Documentación Sanitaria para aprovechar todo su potencial, y deberían ir entrando paulatinamente en las convocatorias de concursos-oposición de los servicios sanitarios públicos. Porque si no...¿para qué crean este título?

El plan de estudio (módulos = asignaturas) de dicha titulación es la siguiente:
  • * Gestión de pacientes.
  • * Terminología clínica y patología.
  • * Extracción de diagnósticos y procedimientos.
  • * Archivo y documentación sanitarios.
  • * Sistemas de información y clasificación sanitarios.
  • * Ofimática y proceso de la información.
  • * Codificación sanitaria.
  • * Atención psicosocial al paciente-usuario.
  • * Validación y explotación de datos.
  • * Gestión administrativa sanitaria.
  • * Proyecto de documentación y administración sanitarias.
  • * Formación y orientación laboral.
  • * Empresa e iniciativa emprendedora.
  • * Formación en centros de trabajo
  • En total, 2000 horas.


Ahora, os dejo aquí una comparativa de las funciones de los respectivos títulos (el de Documentación Sanitaria y su posterior modificación a Documentación y Administración Sanitaria) para que se vea que, aunque en la modificación del Real Decreto se incluyeron algunas funciones, la mayoría estaban englobadas ya en el anterior, pues abarcaba prácticamente toda la tarea administrativa. La modificación ha hecho que se reconozca.



sábado, 11 de febrero de 2017

Funciones del administrativo sanitario, ¿dónde están reguladas?


Después de la entrada anterior, donde decía que un administrativo de un centro de salud no está solo para dar citas, he querido buscar alguna norma, ley o lo que fuera donde se regulen nuestras funciones.

La única referencia que he encontrado por internet sobre las competencias del personal administrativo de la salud es una Orden del año 1984 que modificaba el Estatuto del Personal no Sanitario de las Instituciones Sanitarias Públicas de la Seguridad Socia de 1971. En dicho estatuto ni siquiera se nos nombraba como tal y esa orden nacía de la necesidad de “establecer una normativa reguladora de la función administrativa propia de las mismas, acorde con los principios en que se fundamentan los objetivos de la reforma hospitalaria emprendida por este Instituto”

Esta orden, de 28 de mayode 1984, redactaba de la siguiente manera lo referente a la función administrativa:
3. Función administrativa.
Para el desarrollo de la función administrativa se establecen grupos administrativos dentro de las Instituciones Sanitarias dependientes del Instituto Nacional de la Salud. 
1. El personal se integrará en los grupos administrativos siguientes: 
a) Grupo Técnico.
b) Grupo de Gestión. 
c) Grupo Administrativo. 
d) Grupo Auxiliar Administrativo. 
2. Las funciones específicas asignadas a cada uno de los grupos administrativos enumerados en el apartado anterior serán: 
a) Grupo Técnico.-El Grupo Técnico realizará las funciones de dirección, ejecución y estudio de carácter administrativo y económico de nivel superior que le sean encomendadas por la Dirección del Centro. 
b) Grupo de Gestión.-Sus funciones serán las de apoyo a los puestos de trabajo desempeñados por el personal técnico y de ejecución de aquellas funciones que le sean delegadas. 
c) Grupo Administración.-Las de carácter administrativo-sanitario, normalmente consideradas de trámite y colaboración no asignadas a los Grupos Técnico y de Gestión. 
d) Grupo Auxiliar.-Las de apoyo material, ejercicio y desarrollo respecto a las tareas administrativas-asistenciales propias de la Institución, así como las de Secretarías de planta y servicios y las de preparación y tratamiento de los datos para la informática. 
Esta orden quedó derogada por el Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud en 2003. Sin embargo, en su disposición transitoria sexta, punto b dice:

b) Se mantendrán vigentes, en tanto se procede a su regulación en cada servicio de salud, las disposiciones relativas a categorías profesionales del personal estatutario y a las funciones de las mismas contenidas en las normas previstas en la disposición derogatoria única.1.e), f) y g).

Tal disposición derogatoria, en el punto g, se indica que la norma que se mantiene vigente es:

g) El Estatuto de personal no sanitario de las instituciones sanitarias de la Seguridad Social aprobado por la Orden de 5 de julio de 1971, y las disposiciones que lo modifican, complementan y desarrollan.
Es decir, volvemos al principio; el Estatuto Marco de 2003 remite a una Orden de 1971 (y a la Orden de 1984 que después la modificó) para regular nuestras funciones, pues aún, que yo sepa, no hay ninguna norma posterior.

Sí, habéis leído bien; a una Orden de 1971. Posteriormente modificada en lo que a función administrativa se refiere en ¡¡1984!!. Hace 33 años que nadie se ha acordado de regular a un colectivo cuyas funciones han ido evolucionando con los tiempos y con la irrupción de las TICs y nuevas tecnologías, así como con las nuevas necesidades surgidas de los cambios políticos, sociales y económicos.

Esto hace que seamos una especie de cajón desastre donde no están del todo claras las competencias y tareas. Máxime cuando existe una gran diferencia entre un administrativo y otro según el lugar donde trabaje. No es lo mismo Atención Primaria que Especializada; no es lo mismo una unidad de gestión interna que estar de cara al público; etc.


madrid.org

Además, con los nuevos canales de obtención de cita, aunque no han logrado disminuir la presión en mostrador, es evidente que caminamos hacia un nuevo rol que nadie nos aclara, pero que debería pasar por potenciar las oportunidades que ofrecen las TICs y una mayor especialización, fusionando lo administrativo con lo sanitario, facilitando así la consulta médica y tomando parte activa tanto de la promoción de la salud como de la investigación en temas de gestión sanitaria.



Por otro lado, el ser un colectivo catalogado como “no” sanitario que está trabajando en sanidad conlleva demasiadas contradicciones y males entendidos. Hablo desde la perspectiva de un auxiliar administrativo en Atención Primaria.




--En teoría, yo no debería leer informes médicos; sin embargo, debo hacerlo si un paciente me pide ayuda para saber qué receta es la que debe sellar el inspector, por ejemplo.

--Yo no tengo por qué saber qué medicamentos son los que deben pasar por inspección ni para qué sirve cada uno; sin embargo, algunos pacientes nos requieren a nosotros esa información una vez bajan al mostrador.

--En teoría, no debería hacer ningún tipo de triage en mostrador preguntando al usuario qué es lo que le pasa cuando viene sin cita; sin embargo, con esa pequeña pregunta puedo facilitarle al médico organizarse en consulta en la medida de lo posible. Y ellos lo prefieren así.

--Con mi clave no tengo acceso a imprimir historias clínicas; sin embargo, las envío tal cual me las entregan y los médicos me las entregan tal cual las imprimen. Cuando el soporte era en papel, directamente las podíamos coger y punto.

Por cierto, hablando de acceso con clave de no sanitario. Entiendo que como “no sanitario” no pueda tener acceso a modificar historias clínicas, evidentemente; entiendo incluso que no tenga acceso a consultarlas (aunque los técnicos en Documentación Sanitaria estamos capacitados tanto para extraer datos clínicos y no clínicos, como para su expurgo), pero un área de mejora sería, por ejemplo, facilitarnos el acceso a los auxiliares administrativos a la plantilla de petición de transporte sanitario no urgente, que nada tiene que ver con la historia clínica.

Sabiendo cuándo tiene el paciente la cita y sabiendo que es un paciente con déficit motor, con necesidades de aislamiento o con cualquier otra necesidad que requiera de transporte sanitario (con un apunte en algún lugar de su ficha hecho por el sanitario, nosotros podríamos saberlo), podríamos ahorrar esas consultas que se hacen sólo para solicitar una ambulancia. Es más, yendo un paso más allá, podríamos hacer esa tarea utilizando las nuevas tecnologías sin necesidad de que el familiar tenga que desplazarse al centro. Ahí lo dejo, como sugerencia.

Volviendo al tema; en muchas cuestiones es difícil separar lo no sanitario de lo sanitario cuando trabajas mano a mano con médicos y enfermeros. 

Personalmente, y tras haber estudiado Documentación Sanitaria, estoy dispuesta a seguir formándome en terminología y conceptos sanitarios básicos si con ello mejoramos el sistema; pero eso sí, siempre y cuando nos lo reconozcan y retribuyan. Y es que pienso que el futuro pasa por un personal de gestión SANITARIO, plasmado en el título de Técnico Superior en Documentación Sanitaria (del que hablaré en otro post) complementado con formación en nuevas tecnologías y administración electrónica.

Pero mientras avanzamos en la profesionalización del colectivo con un título que nos ampare, sería interesante crear un mapa de competencias bien detalladas, que nos respalden, nos sitúen y eviten malos entendidos en cuanto a quién tiene que hacer qué. No es que no queramos más funciones, es que queremos tenerlas reconocidas. Las líneas que separan los diferentes grupos administrativos deberían estar mejor definidas.

Y ¿por qué no?, detallar las funciones que debe realizar un responsable de la unidad administrativa (o unidad de atención al usuario) en un centro de salud. De esto quizás hable en otro post…y es que en algunos centros tiene su miga la cosa… Algunos me entenderán…

Y ya, rizando el rizo, si cada profesional pudiera ocupar un puesto atendiendo a sus aptitudes, habilidades y formación, sería un plus de calidad y eficiencia para el sistema en su conjunto. Hay administrativos cara al público que tendrían mucho que aportar en gestión interna, y al contrario.


Aprovechemos el gran potencial humano que existe en este colectivo. Téngannos en cuenta, escúchennos…tenemos mucho que aportar. Solo necesitamos una mejor regulación y un mayor reconocimiento.

lunes, 6 de febrero de 2017

Cómo solicitar la tarjeta sanitaria

Tras el mostrador, una de las preguntas más frecuentes que nos hacen los usuarios es     ¿cómo se hace la tarjeta sanitaria?.
Pareciera que todos nacemos con la tarjeta sanitaria en la cartera, pero no; en algún momento, tus padres tuvieron que pedirla como un trámite más de los muchos que hay que hacer cuando nace un bebé. Y en el caso de los extranjeros, son muchas personas adultas las que tienen que solicitar una tarjeta sanitaria por primera vez.


Además, las tarjetas se pierden, se rompen o te la roban. E incluso existe la posibilidad a los padres separados de solicitar un duplicado de tarjeta sanitaria de su hijo para que cada uno tenga una y no sea algo más que meter en la maleta cuando el niño va a pasar la temporada pertinente con el otro progenitor.

De todo esto hablaré en este post. Está basado en la experiencia en Madrid, en otras comunidades autónomas será igual o muy parecido.


En el caso de los RECIEN NACIDOS, la documentación a aportar en el centro de salud para solicitar la tarjeta sanitaria son:

  • Documento que acredite la personalidad del menor. Esto es, libro de familia, DNI o justificante del Registro Civil
  • Volante o certificado de empadronamiento. En la práctica, sabiendo que la inscripción en el padrón lleva más tiempo y al tener los padres normalmente el médico en el mismo centro, se prescinde de este documento
  • Documento de Afiliación a la Seguridad Social donde conste inscrito el menor. Ésto es lo que dan en el INSS (instituto nacional de la seguridad social) al incluir al menor de beneficiario del padre o madre.

* Los menores extranjeros que no puedan ser inscritos como beneficiarios se tramitan por la Ley de Protección Jurídica del Menor y bastará con aportar el documento que acredite su identidad y el volante de empadronamiento.

En esta entrada se explica con más detalle cuál es el papeleo del bebé. Papeleo que se ha simplificado mucho con la posibilidad de inscribir al beneficiario por internet.

Es importante recalcar que el alta del recién nacido SIEMPRE DEBE HACERSE EN CENTRO DE SALUD QUE CORRESPONDE POR DOMICILIO. En Madrid se puede ejercer la libre elección, pero siempre después de que se haya hecho el alta según tu zona básica de salud, ya que un centro que no pertenece a tu zona, no puede introducir el dato de un domicilio que no es suyo.


En el caso de EXTRAVÍO o ROTURA, es necesario llevar al centro de salud lo siguiente:

  • Documento que acredite la personalidad: libro de familia en el caso de menores de 14 años, DNI, NIE o pasaporte
  • En el caso de que el domicilio sea distinto al que figura en la ficha, volante o certificado de empadronamiento actualizado, expedido con una antelación máxima de 3 meses
  Si lo que pasa es que te roban la tarjeta, la teoría también dice que hay que aportar algún documento que acredite la personalidad, pero lo que normalmente ocurre es que roban la cartera o monedero completo y suelen llevarse también el DNI. En este caso, es aconsejable que se presente, si se tiene, algún otro documento que acredite identidad como carnet de conducir o pasaporte, pero como no siempre eso es posible (pues también te quedas sin carnet de conducir cuando te roban la cartera y no todo el mundo tiene pasaporte), se suele ser menos riguroso y vale con entregar la denuncia hecha en la policía. Pero algo hay que aportar.


Por último, tenemos el caso de un DUPLICADO DE TARJETA SANITARIA:

La normativa dice que este servicio está dirigido a

Padre o madre legalmente separado/a u otro familiar que, sin tener la guarda y custodia de un menor judicialmente otorgada, solicita un duplicado de TSI para su uso en la atención sanitaria que pueda necesitar el menor durante su estancia con el solicitante del duplicado, según lo establezca la correspondiente Sentencia Judicial.

Lo que quiere decir que no lo puede solicitar cualquiera. Solo en los casos referidos.
Para ellos, los documentos a aportar son:

  • Documentos que acrediten fehacientemente la identidad del solicitante (padre, madre o tutor) y del menor: DNI, NIE, pasaporte o en caso de menores de 14 años, libro de familia.
  • Documento que acredite la vinculación familiar tutor-hijo.
  • Copia de la sentencia judicial vigente
  • Formulario para la solicitud de duplicado de TSI, debidamente cumplimentado y firmado por el solicitante. Se pide en el centro de salud el Anexo 1J (no entiendo cómo este y otros impresos no se puede descargar aún de internet en Madrid.
Esta documentación se entrega en el centro de salud y nosotros la enviamos para su tramitación al departamento correspondiente. Cuando la tienen preparada, llaman al interesado y la tarjeta se recoge EN MANO en la sede de la Subdirección General de Planificación Sanitaria y Aseguramiento, sita en la C/ General Oraa, 15


Si lo que queréis es solicitar la Tarjeta Sanitaria Europeapincha aquí. Se puede pedir por internet y no tarda nada

sábado, 4 de febrero de 2017

¿A qué te dedicas?

Cuando me preguntan a qué me dedico, las caras y opiniones que recibo con mi respuesta cambian según como enfoque mi contestación.

Por un lado, puedo decir que soy personal estatutario, pero como eso no saben qué es, aclaro que es parecido a funcionaria (es parecido pero no igual. Los funcionarios tienen beneficios que nosotros no tenemos). Si además digo que soy administrativa, no falta el chiste de rigor que me relaciona con una vaga con horario de 8:00 a 15:00,  3 horas de desayuno y con una lima de uñas al lado del ordenador.

En cambio, si digo que trabajo en un centro de salud en seguida piensan que soy enfermera, no sé muy bien por qué. Cuando especifico que soy administrativa, normalmente no saben cuál es mi tarea y tengo que completar mi respuesta con la coletilla de “la que da las citas”. Y entonces, sobrevuela el ambiente el cliché de la chica de la ventanilla borde que siempre te pide un papel de más con el “vuelva usted mañana” y que nunca coge el teléfono.

Es un “san Benito” que tenemos colgado lo merezcamos o no. Quien me conoce me lo quita.

El simplificar mi trabajo a la frase “la que da las citas” es algo que me da mucha rabia, y es que hacemos mucho más que eso. Para poder dar esas citas, antes hay que crear y generar una agenda y para crear una agenda, antes hay que gestionar los datos administrativos y profesionales de cada trabajador en el sistema informático. Y antes de todo eso, es necesario que el paciente se encuentre registrado también en el programa informático, con todo en orden, de manera que disponga de su tarjeta sanitaria. Y mucho antes de todo eso, alguien ha tenido que crear esa aplicación informática.

También hay que valorar la presión asistencial, analizar qué huecos pueden adecuarse para esto o para lo otro, gestionar las ausencias de profesionales y los repartos de consulta.

Por otro lado, hay que controlar con su debido registro esas recetas que el médico extiende en consulta. Hay que enviar y recibir historias clínicas. Hay que gestionar toda la documentación que, o bien aporta el paciente, o bien se genera de la propia actividad asistencial. Establecer relaciones y protocolos con residencias de ancianos, inspección, juzgados, etc. Y un sinfín de tareas que quedan por detrás de la labor asistencial y que no se ven.

Por cierto, la irrupción de internet y las nuevas tecnologías para obtención de cita no ha hecho disminuir la presión asistencial en mostrador, al menos en mi centro.
Colas en un centro de Salud. La Opinión de Málaga

Puede pensarse que lo más difícil de nuestro trabajo es lidiar con el público (todo el que trabaja cara al público sabe lo complicado que resulta), pero no.
Lo más difícil de nuestro trabajo es lidiar a la vez con el público, con los compañeros y con la información que nos llega de la gerencia. A veces porque esa información no llega o llega tarde y no nos queda otra que poner cara de póker cuando no sabemos qué contestar al paciente. Otras veces, porque lo que nos toca explicar no gusta a unos u a otros. Y muchas de las veces porque, aunque en teoría somos la puerta de entrada, sentimos más bien que tenemos que hacer de barrera.

Seguro que os suenan frases como: “No me pases más urgencias”, “este domicilio no me toca a mí”, …
O: “está dado de baja en el sistema”, “hoy está completo, lo primero que tengo es…”, “no hay citas”, “no, su doctora no puede verle hoy, le verá el médico de guardia”,…

Por un lado el paciente solicita atención y por otro lado, debido a la saturación, los médicos exclaman que no pueden más.

Intentamos hacer labor educativa para que el servicio se use de forma correcta y evitar las consultas de “urgencias” de temas burocráticos (recetas, informes, etc), pero es una batalla perdida. No podemos negarle a nadie una asistencia (máxime cuando la cita más próxima disponible es a 2 ó 3 días vista, o más). El que valora si es o no una urgencia es el médico, no el administrativo. Y con pacientes cada 5 minutos mucho tiempo no le queda para valorar nada, por lo que tarda menos en atenderle que en hacerle entender la forma correcta de utilizar la atención primaria.

Conclusión: nos tragamos las quejas tanto de fuera como de dentro, tanto de pacientes como de compañeros sanitarios.  Por eso somos los primeros interesados en que el sistema mejore. Sabiendo que los recursos son limitados, queremos que los sanitarios dispongan de más tiempo por paciente y que siempre haya citas disponibles de un día para otro. Quizás por eso nos duele que no se nos tenga en cuenta a la hora de tomar decisiones.

Y quizás la clave para desburocratizar la consulta médica esté en un colectivo como el nuestro, con una formación específica en el marco del título académico de Técnico Superior en Documentación y Administración Sanitaria, con el que se nos considera sanitarios, y con la ayuda de las TICs, algún que otro papeleo que ahora hace se hace en consulta podríamos hacerlo nosotros.  Incluso, debidamente formados, podríamos quizás evitar más consultas innecesarias de las que ahora evitamos, que, os aseguro, son bastantes.

¿Problema? Pues es también la falta de tiempo. Con la presión asistencial actual de mostrador, no nos daría tiempo a poner eso en práctica.

Las regulación de las funciones de un administrativo sanitario lo cuento aquí.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...